misionpyme.com
misionpyme.com

Creciendo con la Internet

ImageEl comercio online es bastante flexible y permite integrar una amplia variedad de medios para que sus clientes adquieran sus productos y paguen de una manera ágil y segura.

Hay que entrar en la onda del Internet. Aprovechar esta herramienta, con sus redes sociales incluidas, ayuda a las empresas a posicionarse en el mercado, a conquistar clientes, a concretar nuevos negocios y a facilitar las transacciones y pagos en línea.

Según la firma experta en la materia, PagosOnline, estos son los principales consejos que se deben tener en cuenta a la hora de empezar a comercializar productos en la Web:

1. No importa el tamaño de su empresa

Cualquier empresa constituida de manera legal está en capacidad de desarrollar un modelo virtual de negocio para ofrecer sus productos o servicios por Internet. En ese sentido, no existe una restricción en cuanto a su tamaño.

2. Contar con una asesoría profesional

El éxito en la implementación de una plataforma de pagos en línea está ligado al hecho de contar con un equipo que lidere el proyecto y oriente sus esfuerzos a la integración del sistema en el menor tiempo posible, que permite el inicio oportuno de la operación.

Es importante que durante el proceso de formalización de la empresa en línea se tome en cuenta el factor humano, para que las personas involucradas ofrezcan una información oportuna y coordinen sus funciones, ofreciendo un mejor servicio, garantías al comprador y un sistema de logística que incluya políticas claras de devolución.

3. El tiempo es oro

Una vez que se cuente con una tienda virtual establecida y/o un catálogo de servicios de lo que se quiere vender en la Web, es de vital importancia monitorear constantemente la operación online: el funcionamiento de la página Web, la información expuesta, la pasarela de pagos, el sistema de envíos. En general, los procesos en un portal de comercio electrónico deben ser operativamente ágiles y funcionar lo mejor posible mientras el consumidor está realizando la transacción deseada. De lo contrario, no lo pensará dos veces para buscar otra opción que responda oportunamente a sus expectativas.

4. Oferta y precio

Una cosa es que las empresas, sin importar su tamaño, puedan acceder a una plataforma de comercio electrónico para comercializar sus bienes y servicios. Y otra muy diferente, es que se quiera competir con empresas de trayectoria en el mercado online sin contemplar el establecimiento de precios asequibles que compitan con calidad, sin dejar de lado la promoción de constantes ofertas que beneficien y motiven al consumidor. De esta manera se convertirá en un visitante frecuente y por consiguiente, a preferir una u otra tienda virtual.

5. Estrategias de mercadeo digital

Dando por sentado que la publicidad online es mucho más que redes sociales, y haciendo un aprovechamiento 360º de lo que abarca Internet (estando en línea con la actualización de dispositivos móviles, tabletas, portátiles, etc.), las posibilidades de mercadeo son mayores y, por tanto, el contacto con los públicos objetivos se hace más directo. Esto representa una inversión nada despreciable en el conocimiento de los perfiles que potencialmente pueden convertirse en asiduos compradores.

Existen diferentes alternativas para que las pequeñas empresas puedan beneficiarse de los servicios que ofrece el mercado y con precios muy cómodos en lo que tiene que ver con la construcción de páginas Web, carritos de compra preintegrados, plataformas de pago, manejo de estrategias de mercadeo digital, hosting, entre otros.

6. Generar confianza en el usuario

Otro de los aspectos que pueden ayudar a fidelizar a los clientes en un entorno de negocios en línea, marcando la diferencia y posicionando su sitio, es el grado de confianza que sientan los usuarios al momento de visitar su sitio web. Lo anterior debe significar toda una experiencia de consumo, fácil navegación y la opción de poder comunicarse con algún funcionario en caso de dudas o inquietudes ya sea por correo electrónico, teléfono o chat.

7. Integrar la operación

La plataforma transaccional es un componente fundamental de la cadena de valor del comercio electrónico. Al contar con una plataforma de pagos reconocida, confiable y segura las empresas que decidan incursionar en el comercio electrónico van a poder ofrecer múltiples alternativas de pago y garantizar la seguridad a sus usuarios frecuentes y a aquellos nuevos prospectos.

0
0
0
s2sdefault