misionpyme.com
misionpyme.com

Una elección clave

unaeleccionclaveAlmacenar y proteger la información y tener una buena conexión de red son dos aspectos fundamentales para una compañía. Conozca cuáles son las alternativas que existen en el mercado.

Una empresa tiene muchos retos, pero quizás uno de los más importantes es saber elegir cómo almacenar y proteger la información y la conexión de redes que los empleados utilizarán. Pero, hoy en día, con los pasos agigantados de la tecnología, ya se puede tener todo sin cables ni redes.

Para guardar la información en la nube se puede adquirir un webserver que, en general, se puede contratar para tres funciones: como un software, que se usa básicamente para correo electrónico; como una plataforma de base de datos, que se puede ampliar dependiendo de la necesidad de la empresa; y como un servidor. En este se debe tener más conocimiento técnico, pues la persona que lo contrata será el encargado de manejarlo.

Según los expertos la principal ventaja de este servicio son los costos de operación y el hardware. Para los servidores físicos los costos en ocasiones son altos porque se necesita que se estén monitoreando todo el tiempo. Otra de las ventajas de la nube es que la información siempre está disponible y respaldada en internet, pues allí se cuenta con grandes centros de datos. En el caso, por ejemplo, de que se rompa el disco de un servidor, lo más probable es que la información se pierda. Pero si se contratan los servicios en la nube, la información siempre estará protegida y contará con backups de respaldo. “En caso de que ocurra algo en un tiempo máximo de treinta minutos se reestablecerá el servicio y la información estará disponible, pues cuentan con las garantías sufi - cientes para el pleno funcionamiento y protección de la información, que es lo más valioso para las empresas”, explica Nicolás Mohamed, director de operaciones de LagashSystem.

Sin embargo, uno de los aspectos negativos es que si la empresa no tiene una buena conexión a internet, los empleados no podrán acceder a la información hasta que recuperen la conexión .

Otra opción disponible para almacenar la información es tener un híbrido, es decir, tener al mismo tiempo servidores físicos y en la nube. Se recomienda que las pymes tengan los servidores en la nube, para disminuir costos de hardware y mantenimiento. Pero en grandes compañías, con más de 500 empleados, se suelen usar los híbridos.

Los costos entre el mantenimiento de un servidor físico y uno virtual varían según sus características. La mensualidad de un servidor virtual depende del tamaño. Existen servidores pequeños que pueden costar 50 dólares mensuales, que tienen una giga de ram, que no son muy potentes, pero que para tareas como las de datacenter funcionan perfectamente y servidores de 24 gigas de ram, que cuestan entre 400 y 500 dólares. Mientras que un servidor físico tiene un costo inicial entre 5 a 10 mil dólares, sin tener en cuenta el tema de mantenimiento.

La portabilidad es otra de las grandes ventajas que se tiene al contratar un servicio en la nube, ya que en el eventual traslado de una ofi cina, no tendrá que preocuparse por la movilidad del servidor que es un tema crítico, pues hay que tener mucho cuidado con el movimiento y los discos.

“Otro tema crítico es el ‘down time’, que es el tiempo en el que no se puede usar el servidor durante un trasteo porque está apagado, lo que va afectar directamente la operación de la compañía”, asegura Nicolás Mohamed.

Las redes

Por el lado de las redes el tema se centra más en el servicio y la potencia, pues se debe contar con un proveedor de servicio que sea seguro y que garantice un muy buen servicio, de no ser así ni la conexión alámbrica e inalámbrica funcionarán.

Lo que se recomienda para todas las empresas es tener un sistema híbrido en el que haya una mayor participación de equipos con puntos de red, pues no todos los desktop vienen con conexión inalámbrica.

Otro de los aspectos que se deben tener en cuenta para las redes wifi es que se debe tener un router con una buena potencia de transmisión de datos y que cuente con capacidad sufi ciente para soportar varios equipos al tiempo. De lo contrario, la red se puede saturar y caerse constantemente.

¿Cómo adquirir un webserver?

•El primer paso es tener en claro los requerimientos de la empresa. Si se necesita solo servicios de correo o si se necesita una plataforma como servicio.

• Identifi car la infraestructura que se va a tener en la nube, es decir, saber cuántos servidores voy a contratar, la disponibilidad de la información, la frecuencia de los backups. Algunos de los proveedores prestan servicios de consultoría para contratar lo que se necesita.

• Leer los acuerdos de servicios para tener siempre la seguridad de que lo que se paga es lo que se quiere.

• Escoger el proveedor del servicio dependiendo de la necesidad. 

0
0
0
s2sdefault